"As formas e a vida. Estética e ética no jovem Lukács (1910-1918), de Carlos Eduardo Jordão Machado"

San Pablo, Editora UNESP, 2004, 188 páginas.

El libro que aquí reseñamos brinda un nuevo y feliz testimonio del persistente interés que, en los medios intelectuales brasileños, ha conseguido despertar la obra de György Lukács. Continuando una tradición iniciada por pensadores tales como Leandro Konder, Carlos Nelson Coutinho o Michael Löwy, y que posee en la actualidad importantes continuadores[1], Machado ofrece un estudio sobre la estética y la filosofía de la historia del joven Lukács, desde El alma y las formas hasta los escritos inmediatamente anteriores al ingreso del filósofo húngaro al Partido Comunista.

Machado considera con detalle las antinomias que atraviesan la ensayística temprana de Lukács -entre las más importantes se encuentran las oposiciones entre vida empírica y vida auténtica; entre caos y forma; entre realidad vivencial [Erlebniswirklichkeit] y realidad anímica [Seelenwirklichkeit]-, y señala que este pensamiento dualista requería de una forma que, como la del ensayo, rechaza toda pretensión de sistematicidad.

Especial consideración recibe el diálogo "Acerca de la pobreza de espíritu"[2] (acaso la obra más "literaria" que haya escrito jamás Lukács), en el que se anuncia ya una tentativa de superación de la cosmovisión trágica y -en estrecha relación con ello- un empeño en trascender el unilateral formalismo del mundo burgués. En este diálogo se anuncian dos aspectos fundamentales en la obra premarxista del filósofo húngaro: la devoción por Dostoievski y la "idea Rusa", y la distinción entre la ética primera y la ética segunda; es decir: entre la moral dicta­da por las instituciones -el Espíritu objetivo hegeliano-, y la moral que nace de la subjetividad, de los "imperativos del alma". La ética primera corresponde a un mundo burgués que, desprovisto de valores colectivos genuinos, condena a los sujetos al solipsismo; la segunda, a un ethos comunitario. Inspirado, en parte, en la distinción de Ferdinand Tönnies entre sociedad[Gesellschaft] y comunidad [Gemeinschaft], el joven Lukács busca una solución para la crisis individualista de las democracias occidentales. La ética segunda planteada en "Acerca de la pobreza de espíritu" supone una moral situada más allá de las formas, más allá del laberinto de los signos y de las interpretaciones al que conduce, como a un callejón sin salida, el convencionalismo burgués. El ideal de bondad [die Güte] sostenido por el diálogo se enlaza con una virtud ética que no supone el cumplimiento de un deber ser [Sollen] abstracto, sino un compromiso con la vida social y activa. La figura del terrorista, que logró fascinar a Lukács durante los años inmediatamente anteriores y posteriores a su pasaje al marxismo, constituye para el autor de las Anotaciones la expresión genuina de un sacrificio de la pureza subjetiva -los imperativos de la ética primera- en función de la salvación de los valores comunitarios vinculados con la ética segunda[3]. Es característico que las obras de Lukács subsiguientes al diálogo sugieran, en el plano de la teoría de los géneros, la necesidad de trascender la novela -forma esencialmente individualista, burguesa- en dirección a la épica -forma colectiva, sustentada en una "ética única", en el ethos comunitario-.

Tal como señala Machado, uno de los propósitos fundamentales de la filosofía premarxista de Lukács es "formular, por medio del concepto de forma, una ética más allá de los deberes"; esa "fundamentación ética del concepto de forma solo puede hacerse visible si se coloca en primer plano la inseparable conexión con la forma literaria" (p. 11)[4]. Esta vinculación entre estética y ética se evidencia de un modo especialmente nítido en Teoría de la novela y en las anotaciones para el libro sobre Dostoievski que, finalmente, el filósofo húngaro no llegó a escribir[5]. Machado destaca acertadamente el desacierto que supone analizar el tratado sobre la forma novelística al margen de estos apuntes:

Originalmente, el libro sobre Dostoievski y Teoría de la novela componían un único libro [...] Con las Anotaciones sobre Dostoievski se torna más clara la interpretación histórico-filosófica de la novela en cuanto forma, es decir: como recorrido, dirección, intensificación y ruptura. Las Anotaciones son la ‘verdad’ de la Teoría de la novela (p. 57).

La voluntad de emparentar estética y ética, que atraviesa toda la producción intelectual del filósofo, vuelve a cobrar importancia en la obra de vejez; cabal testimonio de ello lo ofrecen el ensayo sobre la comedia Minna von Barnhelm de G.E. Lessing, las reflexiones sobre la catarsis desarrolladas en La peculiaridad de lo estético, o el estudio -publicado póstumamente- sobre "La responsabilidad social del filósofo". Pero, ante todo, cabe recordar que el proyecto sistemático concebido por el viejo Lukács debía encontrar su culminación en una Ética -de la que, al igual que en el caso del libro sobre Dostoievski, solo disponemos de un conjunto de anotaciones [6].

Machado analiza apropiadamente el influjo que sobre el joven Lukács ejercieron Meister Eckhart y Böhme, Kierkegaard y Fichte, Bergson y Buber; también establece originales cotejos entre las tempranas reflexiones lukácsianas y las de otros pensadores contemporáneos, como Ernst Bloch, Franz Rosenzweig y Carl Schmitt. Puede comprenderse que, por razones de extensión y unidad temática, el libro que reseñamos no se ocupe en detalle del extenso estudio sobre la Historia de la evolución del drama moderno, y que solo incluya algunos comentarios sobre la Filosofía del arte o la Estética de Heidelberg; en todo caso, sí ofrece algunas claves útiles para comprender la significación de esas obras. El hecho de que As formas e a vida esté escrito en un estilo claro y preciso es otro de los méritos de una obra que representa una contribución valiosa a la bibliografía lukácsiana.

Carlos Eduardo Jordão Machado es Doctor en Filosofía por la Universität-Gesamthochschule Paderborn (Alemania). Docente de la Faculdade de Ciências e Letras de la UNESP de Assis, San Pablo. Autor del libro Debate sobre o expressionismo (UNESP, 1998).

[1] Cabe mencionar, entre otros, a Celso Frederico, Luiz Montez, Maria Orlanda Pinassi y Sergio Lessa.

[2] "Von der Armut am Geiste. Ein Gespräch und ein Brief". El libro de Machado incluye una traducción de este ensayo al portugués realizada por el autor: "Da pobreza do espírito. Um diálogo e uma carta" (pp. 173-188); también del artículo "Das Problem des untragischen Dramas" [El problema del drama no trágico]: "O problema do drama não-trágico" (pp. 167-172). Existe una traducción al castellano de ambos ensayos realizada por nosotros y publicada en Pensamiento de los confines (agosto 2000), pp. 190-200.

[3] Lukács encontraba sugestivo el hecho de que, en la continuación de Los hermanos Karamazov planeada (pero, finalmente, nunca realizada) por Dostoievski, el virtuoso Aliocha Karamazov debía convertirse en terrorista.

[4] Las traducciones son mías, M.V.

[5] Editados en alemán como Dostojewski: Notizen und Entwürfe. Ed. de J.C. Nyíri, Budapest, Adadémiai Kiadó, 1985. Existe traducción al castellano: Dostoyevski. Edición y traducción de Javier Alcoriza y Antonio Lastra. Estudio introductorio de Michele Cometa. Murcia, Laserwelt, 2000.

[6] Publicados con el título Versuche zu einer Ethik. Ed. de György Iván Mezei, Budapest, Akadémiai Kiadó, 1994.